martes, 24 de marzo de 2015

EL SONIDO (II)


EL SONIDO (II)

"Nada está inmóvil; todo se mueve; todo vibra; todo se transforma, y aquello que está vibrando produce un sonido, un color y una forma geométrica determinada. El Kybalión.

La misma entidad, con el fin de manifestar el sonido, es decir, acudir al poder creativo original, no sólo debe crear energía, sino asimismo lo debe hacer de forma armónica, para acceder a las formas de vida de una experiencia consciente.

Las influencias de la Matriz de Doble Onda, crean aceleraciones de rotación y de compresión en el medio universal.

Las cosas existen porque vibran, y que estas vibraciones resultan más rápidas, a mayor desarrollo energético, y se presentan en escalas de octavas ascendentes, cada vez más altas.

La forma cómo funcionan los procesos de creación es por medio de octavas, lo cual se puede ver un pequeño libro llamado “El Secreto de las Octavas”, de Morfeo de Gea, de donde parafraseando lo allí dicho se indica:

“Todo lo que sucede en esta realidad, todo evento, situación, proyecto, “cosa”, etc., tiene un proceso energético. Todo, para poder manifestarse, completarse, empezarse y terminarse atraviesa unos pasos o etapas, que, al igual se pueden identificar de forma física cuando el observador se sumerge en ello (paso 1, paso 2, paso 3, etc.), también es posible identificar la parte energética de las mismas, aunque a priori no sea tan fácil. Pero no puede haber nada creado, manifestado, ejecutado o llevado a cabo en la realidad que no siga un proceso energético de pasos sucesivos, que se cumplen desde cuándo empieza hasta que termina.

Éste proceso es lo que se conoce como una ‘Octava’. Se le llama octava, porque los pasos o saltos energéticos que sigue todo lo que existe para pasar de un estado a otro son principalmente siete. Para entender estos pasos, sean más cortos o más largos en duración, se explican cómo las notas musicales, y así están planteados por ejemplo, en las enseñanzas de Gurdjieff.

Todo lo que empieza, se inicia en el estado energético o nivel al que se puede asignar la nota DO, luego pasa a un estado que sería correspondiente a la nota RE, luego al MI, al FA y sucesivamente hasta que termina con el DO de la siguiente octava. Como es sabido, las notas musicales representan cada una un tipo de energía diferente, una frecuencia, un estado vibracional, de ahí que resulten tan útiles para poder estudiar las octavas de las que se compone todo lo que sucede en la vida”.

Así que, usando la analogía musical, se logra hablar de las diferentes frecuencias y bandas vibracionales en las que se divide todos los eventos, y para ello, todo se inicia con la primera octava, proceso que surge de la Fuente primaria, y crea los siete primeros niveles frecuenciales y evolutivos inherentes. Al igual que cada banda se puede asociar con una nota, también es posible asociar un color del espectro lumínico, por eso se habla de bandas de colores, para denotar de manera simple el “plano” o la dimensión en el que el evento se encuentra.

Así, la primera expansión de la Creación desde la Fuente que es omnidireccional y llega al final de la última banda creada, contenidas unas dentro de otras y no una a continuación de otra, su efecto no se detiene evidentemente, sino que se crean nuevos planos subsiguientes, dando lugar a una nueva octava, con la misma estructura de niveles, notas y colores, de modo que así lo mismo, se repite una y otra vez más.

Cuando la energía de la Creación se expande más allá del final de la segunda octava, se vuelven a generar otros planos o niveles inferiores más, que dan lugar a la tercera octava, y luego a otra ad infinitum.

El universo físico, como se conoce, tuvo su génesis en una de las bandas de la segunda octava, proyectado desde alguna de las bandas superiores, naciendo desde una singularidad y expandiéndose, más o menos como propone la teoría del Big Bang, ocupando un lugar y estructura de niveles e igual rige el movimiento evolutivo de todo lo que contiene.

La galaxia dentro del universo tiene  la misma estructura de bandas de frecuencia, pues se encuentra en una sub-octava dentro de la octava o estructura de niveles del universo; los seres humanos, disponen de la misma estructura en el sistema energético, el planeta igual tiene la misma estructura tanto en su composición física, como en la no-física.

En conclusión todo está regido por el mismo patrón, por la misma ley funcional, a partir  del mismo mecanismo creativo de octavas evolutivas, ya que tiene que ver, simplemente, con la ley de unicidad que sigue todo lo que existe para precisamente poder existir.

Pues bien, la ‘simática’ se ocupa del estudio de los kuma o sonido visible producto de las ondas.
  
Una estructura de escalonamiento, muestra lo siguiente:

ü  El sonido más bajo perceptible al oído humano es la Nº 4 o Cuarta Octava, compuesta por 16 vibraciones por segundo.

ü  El Plano Astral vibra en las octavas que van desde la Nº 4 hasta la Nº 20, o sea, desde 16 vibraciones por segundo, hasta llegar a 1.048.576.

ü  El Plano Mental comienza en la Octava Nº 21, con las ondas eléctricas conocidas. Ya en la Octava Nº 28 las vibraciones corresponden al pensamiento y realmente hasta ahora son desconocidas por la Ciencia.

ü  El Plano Espiritual comienza a partir de la Octava Nº45.

ü  La Octava Nº47 tiene su campo de acción en el calor.

ü  Las Octavas Nº48 y 49 corresponden a las ondas luminosas. Mientras a la Octava Nº 50 pertenecen a los Rayos Infrarrojos, ultravioletas y otros rayos químicos.

ü  La Octava Nº 57 se denomina la “Octava de la Verdad” porque el número de sus vibraciones es de 144.115.188.075.855.872, la misma que la biblia en el Capítulo 7 del Apocalipsis de San Juan llama simplemente como 144”.

Los sentidos humanos son absolutamente torpes y limitados. El ser con el más fino oído, no oye el sonido de la vibración de las plantas, ni el de las células de su cuerpo.

Nadie se da cuenta por consiguiente que los planos invisibles, astrales, etéricos son una baraúnda de sonidos, de voces que resultan al mismo tiempo, un indescriptible concierto armónico de vida.

"Cada vibración en éste universo tiene un color y un sonido. Cada vibración también representa una idea particular, y por lo tanto, cada idea tiene un sonido de vibración y un color de vibración Muchas ondas vibratorias son demasiado largas o demasiado cortas para ser percibidos por los seres humanos... No podemos escuchar su sonido o ver su color, pero existen. Podemos hablar de ellos como elementos de la matriz causal en el ámbito de la vibración del color, y lo que se considera como raíces acústicas (mantras biija) de las ideas referidas "- P.R. Sarkar.

----------------------------------------------------------------------------------
Fuente: Mi libro: “UN SENDERO A LONTANANZA”.
Registro de Propiedad Intelectual DNDA: 10-427-242
Autor: Daniel García Vanegas.
Dar sus comentarios a mayorideas@gmail.com

ETIQUETAS: Sonido, música, armonía, melodía, ruido, ritmo, percusión, sistemas, ordenamiento, energía, vibración frecuencias, ilusión, fuerza, entidad, existencia, planeta.