martes, 28 de julio de 2015

LA MATERIA


“El movimiento no existe fuera de las cosas, pues todo lo que cambia, o cambia en el orden de la sustancia o en la cantidad, o en la calidad, o en el lugar. Aristóteles.

Definida bajo parámetros tanto físicos como filosóficos, materia es el término utilizado para referirse al conjunto de los elementos constituyentes de una realidad física-objetiva, entendiéndose entonces por objetiva, la condición que dicha realidad, sea percibida de forma similar por diversos sujetos aislados.

Se considera que la materia da forma y sentido a la parte sensible de los objetos perceptibles o detectables por medios físicos. Es decir, materia es cualquier tipo de entidad física observable que ocupe un lugar en el espacio y que se pueda tocar, sentir, medir o percibir por cualquier medio disponible. Así entonces, la materia cuenta con una localización espacio-temporal compatible en un todo, con las leyes de la física, ya que dispone de su propio nivel de energía mesurable.

Bajo un contexto clásico neto, se considera que la materia tiene asociadas tres propiedades fundamentales, cuyo conjunto la caracterizan, esto es: que ocupa un lugar en el espacio que dispone de masa y que tiene determinada duración en el tiempo.

Sin embargo, según la óptica de la física moderna, hoy se entiende por materia cualquier campo, entidad, o discontinuidad traducible a fenómeno perceptible que se propaga a través del espacio-tiempo a una velocidad igual o inferior a la de la luz, a la que se puede asociar energía.

Se consolida pues, la estrecha relación entre materia y energía, ya que todas las formas de materia tienen asociadas un cierto grado de energía, aun cuando sólo algunas formas de materia, pueden contener masa reconocible.

Las cualidades de la materia másica se resumen en que:

Ø  Presenta dimensiones y ocupa un lugar en un espacio-tiempo determinado.
Ø  Presenta inercia: la inercia se define como la resistencia que opone la materia a modificar su estado, sea de reposo o movimiento.
Ø  Es causa de atracción, gravedad o gravitación que actúa entre objetos materiales, aun cuando se hallen separados por grandes distancias.

Por su parte, la materia másica puede ser considerada desde dos puntos de vista: el macroscópico y el microscópico, según corresponda al nivel jerárquico de su propia organización y de su respectivo grado de energía.

A nivel microscópico puede entenderse como un agregado de moléculas o agrupaciones de átomos, compuestos de electrones (-) protones (+) y neutrones sin carga eléctrica, conformados primariamente por los hoy conocidos como: constituyentes últimos de la materia, esto es, los bariones, los piones, los quarks y los gluones.

A nivel macroscópico, la materia másica se encuentra formada por moléculas y éstas se encuentran animadas de movimiento, el cual cambia constantemente de dirección y velocidad, efecto que es producido, cuando chocan o se encuentran bajo el influjo de otras interacciones físicas.

Es así como debido a dicho movimiento, presentan en sí energía cinética que tiende a separarlas y energía potencial que tiende a juntarlas. Por lo tanto, según su composición energética, el estado físico de una sustancia puede ser:

Ø  Sólido: si la energía cinética es menor que la potencial.
Ø  Líquido: si la energía cinética y potencial son aproximadamente iguales.
Ø  Gaseoso: si la energía cinética es mayor que la potencial.
Ø  Plasma: si la energía cinética es tal que los electrones tienen una energía total positiva.

Es más, bajo ciertas condiciones puede también encontrarse materia másica en otros estados físicos, como lo demuestra el fenómeno ya mencionado, estudiado por medio de la nano-tecnología, denominado: “El condensado de Bose-Einstein” que sostiene que mientras un resultado cede su lugar a otro, durante un brevísimo instante, los dos ocupan el mismo espacio, al mismo tiempo.

La nanotecnología ya produce y aun promete más soluciones vanguardistas eficientes, tanto para los temas ambientales, como para muchos otros problemas enfrentados por la humanidad.

Junto con la reciente herramienta de la nanotecnología, la cual, contempla el estudio, diseño, creación, síntesis, manipulación y aplicación de materiales, aparatos y sistemas funcionales a través del control de la materia a nano-escala y la explotación de sus fenómenos y propiedades, el conocimiento humano ha ido más allá de ciertos límites antes inimaginables, ya que inclusive, se ha podido llegar a modificar, hasta la estructura básica de ciertas moléculas.

Por lo tanto, hoy los científicos utilizan cada vez más, la nanotecnología para crear materiales, aparatos y sistemas novedosos, resaltando las propiedades únicas de la materia a dicha escala, cuyas aplicaciones ya están presentes en el mundo moderno, para quedarse. Ahora, buscando no sólo en el ámbito de materiales inertes, sino en el ámbito de los misterios de las moléculas orgánicas, propios de los organismos vivos.

Así, cuando se manipula la materia a una escala tan minúscula como la composición estructural de los átomos y las moléculas, se muestran y demuestran fenómenos propios de la vida y de las propiedades de la materia que resultan totalmente nuevos, sorprendentes y fascinantes, tal es el caso del ADN.

------------------------------------------------------------------------------------------------


Fuente: Mi libro: “UN SENDERO A LONTANANZA”.
Registro de Propiedad Intelectual DNDA: 10-427-242
Autor: Daniel García Vanegas.
Dar sus comentarios a mayorideas@gmail.com

ETIQUETAS: Materia, pirámide, vector de equilibrio, phi, fi, proporción áurea, Efecto Coriolis, magnetismo, energía, vibración frecuencias, fuerza, entidad, existencia, identidad, singularidad