martes, 13 de octubre de 2015

MÍTICO PASADO SUMERIO


MÍTICO PASADO SUMERIO

“Hipótesis es la condición de suposición de una cosa, o bien, un enunciado provisional que puede ser falso o verdadero, que siempre se encuentra sujeto a una debida comprobación sistemática, con la que es posible elaborar una respuesta parcial o provisional, a un cuestionamiento surgido a raíz de la cuidadosa observación de uno o más fenómenos naturales, todo ello, para determinar una determinada consecuencia”.
 Dennis Heron.
En un momento dado la ciencia llega a considerar que en un principio el hombre era un primate limitado en su conciencia y raciocinio y que vivía nómada o cuando más agrupado en clanes.

La historia relata que desde tiempos remotos el planeta era dominado por los dinosaurios, más de pronto, aparece la hipótesis que un buen día esos primates vieron con asombro llegar a los seres de las estrellas en brillantes artefactos que no sabrían cómo describir. Según algunas autorizadas traducciones, esos seres median entre 2.5 a 3 metros de altura y poseían una tecnología avanzada capaz de dominar ciertas fuerzas de la naturaleza.

Basado en los contenidos de las 22.000 tablillas de arcilla que en un temprano principio fueron traducidas por él, arqueólogo, lingüista, investigador y autor ruso Zecharia Sitchin, quien publicó sus traducciones y apreciaciones de los textos sumerios en un primer libro titulado: “El Duodécimo planeta[1] en el año de 1976, cuyo trabajo complementó ampliamente con una serie de libros llamados “Crónicas de la Tierra”, aportando además un profundo análisis.

A partir de allí, surge con mucho mayor énfasis el controvertido tema de los antiguos visitantes extraterrestres y de su directa relación con una serie de mitologías consideradas ancestrales, tema que reverdeció y se hizo popular a finales de la década de los años setenta.

El planteamiento de lo expuesto por Sitchin, resultó ser bastante novedoso para el mundo occidental y en especial llamó la atención de muchos investigadores de las hoy llamadas ciencias alternativas.

Sitchin propuso que en el marco de las mitologías antiguas, cuyos protagonistas eran grandes dioses y semidioses de origen celestial que señoreaban sobre el mundo humano en un momento primordialmente lejano y que a su vez enseñaban a los hombres a construir grandes civilizaciones, eran en realidad los autores y actores de ciertos registros históricos que relataban una serie de hechos verídicos de alguna raza visitante, compuesta por seres muy avanzados de origen extraterrestre.

Pues bien, producto del contenido de las tablillas, el preclaro investigador Zecharia Sitchin sostiene que existe un planeta adicional en el sistema solar, llamado Niburu, el cual tiene una órbita elíptica similar a la de un cometa y que en gracia de su traslado orbital tarda alrededor de 3,600 años, lapso que toma para dar una vuelta completa alrededor del Sol. Además Sitchin refiere éste mecanismo como el evento que directamente favoreció en su momento, la llegada de los Nefilim-Anunnaki, seres con apariencia reptil provenientes de Nibiru.

Afirma que las tabillas indican que los habitantes de ese planeta, los Nefilim-Anunnaki, vinieron a la Tierra hace alrededor de unos 400.000 años, lo que significa que habrían tenido la oportunidad de pasar frente a la tierra alrededor de unas 111 veces desde entonces, y que el motivo de su inicial venida fue originada en la necesidad de obtener oro para corregir algunos defectos que se presentaban en la capa de su atmósfera.

En otro libro titulado “Génesis Revisited”, también describe cómo en el planeta Nibiru, los Anunnaki-Nefilim tenían que hacer frente a una situación similar a la que posiblemente pronto enfrente la Tierra, producto del deterioro ecológico que hace imposible la vida.

Según dicha descripción, en ese caso narrado, se necesitaba proteger la atmósfera de Nibiru y la única solución parecía ser la suspensión de partículas de oro en el aire, con el fin de formar una especie de escudo protector.

Así, luego de una serie de peripecias, vinieron a la tierra para extraer oro, más sucedió que después de muchos años de ingentes trabajos, los mineros anunnaki llamados ‘Igigi’ se rebelaron, lo que aunado a la tecnología disponible, los condujo a decidir crear por medio de la manipulación genética, una raza de servidores terrícolas que los sustituyera en la explotación de oro para cumplir los fines propuestos.

Acá, merece la pena reseñar el hecho de que los arqueólogos han encontrado en las minas de oro más antiguas de Sudáfrica, huesos de homo sapiens y herramientas altamente perfeccionadas, cuya antigüedad se remonta como mínimo a 50,000 años.

Se considera que las labores de explotación minera de oro en África, tiene una antigüedad incluso superior. Sitchin asegura que los Nefilim manipularon al homínido hace unos 300,000 años, aun cuando Drunvalo Melchizedek a través de sus procesos de canalización, sostiene que Thoth, el dios de la sabiduría y la escritura egipcio, indica en relación a esa mitología que es más exacto decir que el género humano fue creado exactamente hace 200.212 años, ello con respecto al año a su apreciación manifestada en 1997.

Un paréntesis, esotéricamente, Thoth es un personaje concreto, de quien se dice llevó a cabo su ascensión hace 52,000 años, fue el rey y sacerdote supremo en la Atlántida por miles de años, quien luego procedió a llamarse Ra y Aragat, nombres dados a anteriores reyes de los atlantes.

Pues bien, siguiendo con el relato de las tablillas de arcilla que cuentan la historia de los sumerios y que de ser verdad lo que enseñan, su estudio hace que surjan una serie de preguntas que conducen a la búsqueda de ciertas respuestas adecuadas: ¿Quiénes eran los anunnaki, por qué vinieron, cuál era su misión, aterrizaron sólo en el medio oriente o lo hicieron igual en otros lugares del planeta, ya se fueron, por qué se fueron o aún permanecen aquí, o en su defecto, todavía visitan el planeta?

Es curioso que a la presencia de estos mismos seres, se hacen una serie de referencias en muchas de las culturas ancestrales, por supuesto, cambiando sus nombres y sus descripciones en función del lugar y de la limitada visión de la realidad del mundo que cada uno de ellos podía tener en su respectivo momento.

Resulta del caso indicar que algunos defensores de esta teoría, sostienen que actualmente la Nasa y la Agencia Europea Espacial, tienen pleno conocimiento de la existencia de Nibiru e indican que su órbita coincidirá nuevamente con la de la tierra próximamente.

Según dicha historia, los seres visitantes portadores de una avanzada tecnología espacial que incluía saltos cuánticos en el híper espacio, dominio del viaje a través de universos paralelos y la navegación a velocidades que desafían todas las leyes de la física que se conocen, eran guerreros avezados, colonizadores, cuyo planeta estaba colapsado en la composición química de su atmosfera, debido a la continua contaminación que realizaron civilizaciones anteriores con un alto grado de industrialización o producto de un indebido manejo de la energía nuclear.

En ese contexto, sus gobernantes deciden emprender la búsqueda por medio de expediciones a otros mundos de aquellos químicos y minerales necesarios para la restauración de su atmosfera, puesto que contaban con la tecnología para hacerlo y ya lo habían hecho en reiteradas oportunidades a lo largo de su historia.

Para ello realizaron viajes exploratorios a diferentes planetas, y entre ellos se toparon con el hermoso planeta azul. Los astronautas de la expedición anunnaki, detectaron por medio de su avanzada tecnología satelital presencia de oro en el agua y yacimientos en la región del oriente medio, mineral que como anticipado, requería su atmosfera de manera urgente para una debida restauración, ello, entre otra vasta gama de minerales.

Además, en sus estudios detectaron que los seres que allí habitaban no eran peligrosos, ni hostiles, sino que por el contrario, eran manipulables. Esta historia de las tablillas, aunque parezca de ciencia ficción tiene muchos elementos científicos y arqueológicos que actualmente pretenden probar la veracidad del relato histórico-mítico heredado de los sumerios.

La civilización de los anunnaki se instaló en la tierra, construyo ciudades, minas, bases de lanzamientos de transbordadores, laboratorios de biogenética, represas, portales dimensionales y toda una gama de infraestructura necesaria tanto para la colonización, como para la explotación del planeta y de sus recursos.

Cuentan las tablillas que durante algún tiempo los mismos Anunnaki extrajeron oro primero de las aguas y luego de las minas, hasta que los ‘Igigi’ como trabajadores, se quejaron ante los gobernantes superiores del fuerte trabajo que hacían argumentando: “No somos esclavos, somos astronautas-expedicionarios espaciales”.

Ya no querían realizar más los trabajos de minería, sólo les interesaba la investigación y exploración del planeta para acondicionarlo a sus condiciones y exigencias. Entonces, luego de una serie de situaciones, resultó necesario crear un ser que realizase las labores de extracción de las minas, evento factible pues para entonces ellos ya contaban con la tecnología adecuada para hacerlo. Es aquí donde los gobernantes de Nibiru aceptan la decisión de alterar la genética del primate nativo del planeta, al que luego colonizaron durante muchos años.

--------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Fuente: Mi libro: “UN SENDERO A LONTANANZA”.
 Registro de Propiedad Intelectual DNDA: 10-427-242
 Autor: Daniel García Vanegas
Dar sus comentarios a mayorideas@gmail.com



[1] www.academica.mx/sites/default/files/adjuntos/37209/sitchin